Horario: 14.00-20.00 Lun-Vie
Solicita tu primera cita informativa por WhatsApp 299 4295129

HILOS TENSORES DE PDO

Los hilos tensores están fabricados con polidioxanona (PDO), un material empleado con frecuencia en las suturas de cirugía cardíaca, ya que potencia la cohesión de las células. Este material es totalmente compatible y reabsorbible por el organismo, sin producir ningún tipo de alergia.
Estos hilos tensores se presentan en forma de finas hebras, y encontramos diferentes tipos:

  • Hilos tensores monofilamento, de una sola hebra e indicados especialmente para el ovalo de la mandíbula y la papada. A nivel corporal en piernas, brazos, abdomen y glúteos.
  • Hilos tensores multifilamento, de mayor grosor y formado por varias hebras, consiguiendo un un efecto relleno muy natural, especialmente para tratar arrugas de expresión en las comisuras labiales.
  • Hilos espiculados o adentados, en hebras dentadas que permiten un mayor agarre de la piel, siendo la mejor opción para zonas con mayor flacidez como las mejillas, mandíbula y cuello.

El objetivo de estos hilos es crear cierta tensión para recolocar la piel que se ha descolgado debido al paso del tiempo. De esta manera se consigue devolver a la piel un aspecto mucho más terso y firme levantando los tejidos faciales.
A nivel subcutáneo, la polidioxanona estimula la producción de colágeno y elastina alrededor del hilo insertado gracias a su efecto tensor. Se consigue un efecto lifting, disminuyendo la flacidez y recuperando la elasticidad y firmeza de la piel.
La piel estará más oxigenada, tersa y luminosa, revitalizando los tejidos y frenando el envejecimiento facial.
Estas características de los hilos polidioxanona lo hacen ser un tratamiento de rejuvenecimiento facial perfecto para:

  • Eliminar las arruga de expresión
  • Reducir las arrugas de la frente
  • Elevar las mejillas caídas
  • Elevar las cejas
  • Reafirmar el cuello y la papada
  • Mejorar el aspecto del mentón
  • Mejorar la flaccidez en entrepierna, rodilla, brazos y abdomen

Al ser una técnica que no produce ningún tipo de alergia y apenas tener contraindicaciones, se puede aplicar junto a otros tratamientos como la radiofrecuencia facial, estimulando de este modo la formación de colágeno y elastina.

Los resultados de los hilos tensores de polidioxanona se ven a las tres semanas del tratamiento, con un efecto de rejuvenecimiento facial y corporal natural e inmediato.
Una de las grandes ventajas de este tratamiento de rejuvenecimiento facial y corporal es su duración de hasta incluso 2 años, superior a otros tratamientos. En cualquier caso, es recomendable realizar un mantenimiento anual para asegurar la continuidad de los resultados.